LA RELIGIÓN EGIPCIA

RELIGIÓN EGIPCIA


La historia de Egipto es una versión religiosa, politeísta.

El egipcio divinizó las fuerzas de la naturaleza, por esta razón todos sus dioses reunían características humanas y animales. El ciclo anual de fertilización e inundaciones de la tierra que produce el Nilo fue un elemento central en sus creencias. En los últimos periodos, hasta la economía estuvo organizada alrededor de los templos.

En Egipto, la religión se divide claramente en la oficial del estado y las practicas cotidianas, de la mayoría de la población que se alejaban notablemente del culto oficial.

La religión oficial tenía como figura central al Sol o Astro rey, denominado Ra, Horus o Amón. El faraón (en teoría) se preocupaba de los d-oses y cuidaba sus imágenes culticas; porque los que realmente se preocupaban de ellos eran los sacerdotes. Los d-oses, por su parte, establecían su residencia en las imágenes y mostraban su favor al faraón y, por ende, a la humanidad. Las imágenes de estos d-oses eran muy detalladas en su estructura y su elemento.

Ni el hombre ni el faraón pueden "amar"a un d-os, sino únicamente "respetarlo", "adorarlo"o "darle gracias". El "temor"significa la capacidad de levantarlo y "amor"la facultad de inspirarlo.

El fin del culto es mantener e intensificar la orden establecida del mundo. El culto lo practicaba toda una jerarquía de sacerdotes. Solo los sacerdotes podían entrar en el santuario, el pueblo no incumbía. El dios abandonaba el templo solo en algunas festividades, la imagen cultica se mantenía oculta en una capilla que era transportada sobre una barca simbólica, de manera que se conocía la presencia del d-os, pero no se le veía. El culto oficial era algo irrelevante para las personas particulares.

Para satisfacer sus necesidades religiosas acudían a otros sitios como los templos principales y muchos santuarios locales en honor de las divinidades menores.

El pueblo acudía a esos santuarios, y en ellos oraban, presentaban sus ofrendas o depositaban sus consultas oraculares. Existían también centros de peregrinación, como abydos, y saqqara, la gente visitaba los santuarios cada día, o posiblemente rezaba en su casa.

Las actividades religiosas de ese tipo iban acompañadas de otras, muchas de las cuales fueron cayendo poco a poco. Entre los diversos tipos de objetos religiosos cabe citar, casi al azar, los amuletos con decretos divinos, bustos de los antepasados que se colocaban en las casas, y muchos otros objetos y formas de indumentarias que acompañaban el alumbramiento. Se desconocen ritos para los recién nacidos, solo algunos que se refieren a la circuncisión de los muchachos que según parece se hacia justo antes de la pubertad, para el matrimonio, o para facilitar el alumbramiento y a una purificación de la madre después de este.

En la vida religiosa también hubo animales a los que consideraban consagrados a d-oses particulares, o que posiblemente eran adorados por si mismos como dioses, siendo enterrados con un ceremonial preciso. Los elegantes gatos que habitaron en Egipto eran muy parecidos a los de hoy (ya eran domésticos) el gato era un animal sagrado cualquiera que matase a un gato podía ser condenado a muerte.

Las especies asociadas a la divinidad eran momificadas y enterradas un solo ejemplar o bien todos sus miembros. El mas famoso de los animales era el toro Apis, consagrado a Ptah. Estos animales podían ser perros o chacales, gatos, mandriles, icneumones y carneros, distintos tipos de peces, serpientes y/o cocodrilos.

OPINIÓN